Marulanda en el año 1994. Asociación de Artesanos del Estado Tachira.

Páginas vistas en total

El Producto y las Técnicas de Producción Artesanal

Por: la Lcda. Ana Marulanda. Educación, Mención Desarrollo Cultural: Convenio: UNESR / MEU /MC Puerto Cabello, Edo. Carabobo 2005 / 2010. anamarulanda@hotmail.com http://wwwcreandoconcienciaeidentidad.blogspot.com

Es importante la Profesionalización del Artesano y la Artesana, como medio para lograr el éxito de vivir. 
Marulanda 

En las actividades artesanales más difundidas en nuestro país, siempre se emplean materiales propios de cada región; sin embargo, las técnicas y el tratamiento de los materiales varía de un sitio al otro. 

Las técnicas de producción artesanal, son los conocimientos tradicionales, aplicados en el momento de transformar las materias primas y elaborar los productos acabados, para que estos puedan reflejar, parte de la historia y de la trayectoria de ese grupo social que las produce. Se debe tomar en cuenta el “saber como” y “el conocimiento tradicional”, tanto en la fabricación de artesanía indígena, tradicional o la contemporánea, pero se puede aplicar técnicas de innovación en el diseño, acabado y decoración, para que estos también sean de una mejor calidad y buen rendimiento, en donde su valoración le de oportunidad de competir y comercializar en el mercado a nivel nacional como el de exportación. 

La ingeniosidad e impronta del creador y del innovador, se tiene muchas veces como un «don natural» que muchos admiran (su método de aplicación lo mantienen en secreto con frecuencia), es aquí donde entra el ser humano y su inteligencia, su capacidad mental para dominar el arte que practica, como lo son sus procedimientos, sus sistemas de trabajo y sus técnicas las cuales a través de la elaboración del diseño innova, al visionar las posibles combinaciones de las materias primas y las tecnologías aplicables, en donde cada «obstáculo» es superado en la práctica. 

Se sabe que, el diseño es el plan de la obra y corresponde con la primera fase de producción que refleja el valor del producto y su valor en el mercado. 


La sustentabilidad de la actividad artesanal 

En la elaboración de las artesanías, es importante la sustentabilidad de las materias primas en las cadenas de producción, esto se logra con el respeto al medio ambiente que los provee, con la conservación y reproducción de los recursos naturales, la incorporación de nuevas tecnologías y técnicas de innovación, que hagan mas eficiente el trabajo con un producto de mejor calidad sin dejar de reflejar su herencia cultural, su identidad, que forman parte indivisible de la historia de la cultura y la economía, garantizando un buen nivel de desarrollo y ubicando al artesano(a) en una mejor calidad de vida al lograr la sostenibilidad económica de la actividad productiva. 

La depredación y la contaminación del medio ambiente natural provocan un agotamiento de los combustibles fósiles y de las materias primas que hace inminente el pico del petróleo, sabemos que el desarrollo industrial no es sostenible en términos medio ambientales. La destrucción y fragmentación de los ecosistemas, la pérdida de la diversidad biológica, es lo que reduce la capacidad de resistencia del planeta. Por esto el uso de las materias primas debe hacerse con criterio conservacionista, ya que estamos obligados a dejarles a las generaciones futuras, un ambiente adecuado para su vida: 

· Ningún recurso renovable deberá utilizarse a un ritmo superior al de su generación.
· Ningún contaminante deberá producirse a un ritmo superior al que pueda ser reciclado, neutralizado o absorbido por el medio ambiente. 
· Ningún recurso no renovable deberá aprovecharse a mayor velocidad de la necesaria para sustituirlo por un recurso renovable utilizado de manera sostenible. 
· Practicar los cultivos alternados y no mantener los monocultivos Criar aquellas especies que nos prestan beneficios y las que estén en peligro de extinción 

Cada día es más evidente, que la esperanza para lidiar con el desarrollo mundial en el presente siglo, no depende del desarrollo industrial y nuestra actividad artesanal conforma un comportamiento de la fuerza de trabajo, que contribuye a mantener el ecosistema. 

Nuestros Pueblos Indígenas, no contaminaban su medio ambiente ya que estaban unidos con el y sabían valorarlo. Es así que de la investigación de nuestro legado indígena como son: los símbolos y diseños de nuestros pueblos originarios (los petroglifos), nace el deseo de innovación en el diseño, acabado y decoración en objetos utilitarios y decorativos, a través de las técnicas de reciclaje, con materiales de desechos, contribuyendo a la difusión del legado histórico establecido por las culturas ancestrales, logrando una sustentabilidad en las cadenas de producción, al rescatar el material destinado a la basura entre ellos: los vidrios se pueden fundir y hacer artículos decorativos, con los trozos y la técnica del mosaico el artesano puede forrar diferentes piezas, con la cáscaras de huevos también se pueden forrar y decorar artículo y con el papel se hace la pasta maché y se elaboran igualmente artesanías. 

Técnicas de Innovación Diseño, Acabado y Decoración 

Papel Maché
Fuente: Papel Maché, Colección Tiempo Libre, Ed. Parramón y Papel Maché Creativo, Birgitta Jetzek-Berkenhaus, Ed. Ceac. 

En casi todo el mundo, se mantiene la tradición de fabricar objetos de papel maché, tanto de uso práctico como decorativo, lo que incluso ha promovido la aparición de tiendas especializadas que sólo ofrecen productos confeccionados con esta técnica. La primera fábrica conocida de papel maché fue fundada en Alemania en 1765, la cual se hizo famosa por la fabricación de cabezas de muñecas. Pero los primeros hallazgos de objetos confeccionados con papel maché, son anteriores al siglo III d. C. y los antecedentes sobre la producción de papel en China, permiten suponer que esta técnica ya era conocida en esa región con mucha anterioridad a la fecha antes mencionada. Ya para mediados del siglo XIX, la producción de objetos de papel maché se extendió y alcanzo su máximo esplendor en Inglaterra y América. 

Existe una clasificación general del trabajo con papel que lo divide en papel seco y papel mojado: 

La técnica de papel mojado es la que recibe el nombre de papel maché, básicamente consiste en la preparación y utilización de una pasta a base de papel que al agregarle agua y pegamento puede manipularse en la elaboración de toda clase de objetos, que al secar adquieren la solidez necesaria, con resultados sobresalientes y verdaderamente originales ya que es posible confeccionar desde una pequeña joya hasta la fabricación de muebles para el hogar. 

Para iniciarse en el arte del papel maché es necesario adquirir nociones básicas de la técnica, independientemente de los objetos que se deseen elaborar. De modo general, es necesario considerar que existen dos formas para trabajar con papel maché: en pasta o en tiras, dependiendo de la forma, un plato, una muñeca, una maceta, un original marco para fotografías, entre muchas cosas más. 

Papel maché en pasta 

Materiales: 

- papel de periódico 
- cola blanca o engrudo 
- agua 
- aceite de linaza 
- cuchara de madera 
- colador 
- recipiente amplio 

Elaboración de la pasta: 
Cortar el papel periódico en trozos pequeños, dejarlo en remojo en un recipiente amplio y mínimo por un día (quedara más blanca la pasta si se queda mas tiempo en remojo y se cambie el agua). Después del remojo, triturar con un molinillo manual o eléctrico para que el papel se reduzca aún más, también es posible usar una licuadora, luego, eliminar el exceso de agua utilizando un colador, añadir un poco del pegamento escogido (cola blanca o engrudo), en cantidad suficiente como para obtener una mezcla homogénea. Si se quiere, puede agregarse una cuchara sopera de aceite de linaza, mezclar todo esto, amasando con las manos o revolviendo con la cuchara de palo. Ya elaborada la pasta se puede guardar tapada o en una bolsa plástica, por varios días en la nevera, siempre que no se le haya incorporado el pegamento. 

Con esta pasta de papel maché se puede rellenar el interior de un molde escogido (por ejemplo un plato o taza) o uno construido especialmente para este propósito (en arcilla, yeso o tela metálica) y también sirve para realizar pequeños objetos macizos a mano libre. Se puede trabajar y prensar con moldes de repostería y también es posible mezclar esta técnica con el trabajo de papel en tiras. 

Papel maché en tiras 
El papel maché en tiras es una técnica muy común y se utiliza generalmente para recubrir una estructura previamente construida o para reproducir la forma de un molde (exterior o interior). 

Materiales: 
- objeto o molde de arcilla, yeso o tela metálica
- jabón líquido, vaselina, aceite comestible o plástico de cocina (film) 
- papel de periódico 
- cola blanca o engrudo 
- pincel 
- tijeras o cuchillo para cartón 

Instrucciones: 
- Arrancar tiras de aproximadamente 2 cm de ancho en el sentido de la fibra del papel, remojarlas unos 5 minutos y escurrir el agua sin retorcer. 
- Encolar las tiras que se van usando y deben ser adaptadas perfectamente a la forma o el relieve, haciendo presión con los dedos. 
- Es conveniente aplicar varias capas al menos unas diez capas de tiras de papel, asegurándose de haber cubierto totalmente el molde cada vez. 
- Entre capa y capa hay que extender una mano de pegamento con el pincel, lo que le dará mayor firmeza y lo mantendrá húmedo. 

Para fortalecer el objeto realizado y disimular las rugosidades, se puede extender con un pincel una capa de cola blanca diluida en agua. Se deja secar y se lija, repitiendo la operación una segunda vez. Ahora la pieza estará lista para pintarla. 

(Fuente: Papel Maché, Colección Tiempo Libre, Ed. Parramón y Papel Maché Creativo, Birgitta Jetzek-Berkenhaus, Ed. Ceac.) 

Cualquier papel sirve para preparar papel maché, aunque no es recomendable emplear aquellos que tengan demasiada tinta.
Para elaborar papel maché es posible emplear distintas clases de pegamentos: 
- cola blanca: (cola vinílica o “cola fría”) comúnmente utilizada para pegar papel y madera, su aspecto es líquido y su consistencia muy elástica. 
- cola celulósica: (de empapelar) es la comúnmente usada para adherir el papel mural; generalmente se vende en forma de polvo al que se le agrega agua para obtener una pasta de consistencia gelatinosa muy pegajosa al tacto. Este tipo de cola puede descomponerse con facilidad si no es usada inmediatamente, por lo que se recomienda botar lo que no se utiliza; sin embargo posee la ventaja de adquirir una gran rigidez una vez que está seca. Al momento de su preparación es necesario batirla muy bien para deshacer los grumos. 
- engrudo: es un tipo de cola casera hecha a base de agua y harina. Puede utilizarse para la preparación de papel maché y es muy fácil de hacer, sólo debe tenerse cuidado de utilizarla en cuanto está preparada pues se descompone con rapidez: Hervir agua y al mismo tiempo poner un poco de harina en un recipiente. Agregar un poco de agua y mezclar con una brocha o un pincel. Cuando el agua hierve, inmediatamente se vierte sobre la harina, mezclando bien con el pincel. Se deja reposar unos minutos y la cola ya está lista; la consistencia óptima es la de una crema. Se puede guardar de un día para otro, y se conservará mejor cuanto más líquida sea. 

• La fibra del papel está siempre dispuesta a lo largo respecto de la máquina que lo fabricó, de manera que al romper una hoja en el sentido de la fibra se obtiene un corte recto y relativamente parejo, mientras que si lo hacemos en el otro sentido, el corte será irregular. Una vez definido el papel con el que se va a trabajar, es conveniente hacer algunas pruebas para determinar el sentido en el que está dispuesta la fibra en cada caso. 
• Durante la elaboración de la pasta papel maché, las manos, los recipientes y los utensilios se teñirán de negro. Para limpiarlos se puede utilizar cualquier líquido de limpieza de uso común. 



Técnicas de Revestimiento 
Papel maché macizo 
Una forma de trabajar el papel maché es utilizarlo a la vez como molde y cubierta del objeto a crear. El único inconveniente es que su secado es más lento, por lo que se recomienda esta opción para la elaboración de objetos pequeños. La técnica consiste en trabajar la pasta de papel maché como si fuera arcilla. En este caso, y para obtener una pasta de consistencia más firme, es posible agregarle un poco de aserrín (serrín) al momento de preparar la masa. 


Es la forma más simple de uso de la técnica de papel maché y consiste en escoger un objeto en desuso y revestirlo de una capa de pasta de papel maché de entre 0,5 y 1 cm de espesor, al menos por su parte externa. De este modo se reciclan objetos que habían sido “dados de baja” dando origen a nuevos objetos de uso práctico u ornamental. Por ejemplo, se pueden convertir viejas latas de refresco o de alimentos en conserva en porta-lápices, floreros o ceniceros. Del mismo modo se puede emplear un plato trozado, para revestirlo y obtener un hermoso plato decorativo. Lo mismo ocurre con tazas y otros objetos de loza. 

Estampado
El estampado es otra técnica muy simple para la creación de objetos tales como vasijas, bandejas y platos. La superficie de una de las caras del objeto escogido se recubre con dos capas de trozos pequeños de papel de periódico mojado en agua y pincelado con engrudo. Luego se recubre esta base con una capa de pasta de papel maché de aproximadamente 1 cm de espesor. Se desprende con cuidado cuando aún está húmedo y se deja secar. 


El globo 

Apropiada para la confección de objetos de forma semi- esférica, esta técnica consiste simplemente en inflar un globo hasta el tamaño deseado para el objeto y luego recubrirlo con papel de periódico del mismo modo que en la técnica de estampado ya descrita. Cuando está seco, el globo de rompe y se retira cuidadosamente. Si se desea confeccionar una vasija o florero con esta forma, basta con achatar ligeramente la parte de la esfera que servirá como base, cuando la pasta aún está húmeda. La forma obtenida sirve para, cascos o sombreros, vasijas o floreros, especial para elaboración de máscaras entre otros. 

Terminaciones, pintura y decoración 
El resultado obtenido con papel maché es generalmente de aspecto tosco y áspero al tacto, por lo que es recomendable pulirlo cuidadosamente con papel de lija para maderas una vez que esté bien seco. Para pintar los objetos de papel maché es posible usar prácticamente cualquier tipo de pintura, pero para corregir posibles imperfecciones o errores y abaratar costos, es recomendable usar pintura al agua (tipo témpera) y luego acabar con un barniz ligero o una capa delgada de cola vinílica, la que al secar dejará el objeto brillante y luminoso. Para el caso de floreros, maceteros u otros objetos que pueden estar en contacto con humedad, es necesario aplicar una capa gruesa de impermeabilizante en aerosol en la parte que estará en contacto directo con el agua. Cuando el objeto ya está seco es tan bien posible decorarlo con trozos de papel maché en forma de hojas, flores, peces o formas abstractas. (Agradecimientos a las fuentes en Internet: Papel Maché, Colección Tiempo Libre, Ed. Parramón Papel Maché Creativo, Birgitta Jetzek-Berkenhaus, Ed. Ceac).


Recomendación final 

El ser humano nunca deja de aprender y el Artesano y la Artesana aprendemos todos los días, de las experiencias del vivir y convivir, creando y recreando, apliquemos a esto, los diseños innovadores, con materiales y técnicas que incorporen nuevas tecnologías, que hagan mas eficiente el trabajo, pero sin que el producto deje de reflejar su herencia cultural y alcance una producción industrializada. 

Licda. Ana Marulanda anamarulanda@hotmail.com http://wwwcreandoconcienciaeidentidad.blogspot.com
http://wwwlartesaniaymarulanda.blogspot.com
Otras fuentes consultadas  Carmen Ofelia de Damas (2.005). Programa de profesionalización para artesanos
1ra. Edición, Concejo Nacional de la Cultura
Heufife Carrasco Travieso (1.998). Manual del ceramista
Isabel Alfaro 2.004. Crear hacer y vender Ediciones Daly.
Arnoldo Mondadori (1.995). Enciclopedia de las técnicas decorativas